Caballeros

Discípulos que amen a Dios con todo su ser y ejerciten con pasión el liderazgo espiritual tanto en la familia como en la iglesia siendo ejemplo del amor puro y sacrificial de Cristo de dar, enseñar y cuidar a su esposa y a sus hijos.
“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella”. ( Efesios 5:25). “Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia”. ( Efesios 5:28-29). “Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. ( Proverbios 22:6). “porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”. (1 Timoteo 5:8).

Líder del Ministerio de Caballeros